Su amiga gordita quiso polla sobre la encimera de la cocina

0 visitas
0%

Tras ser invitado a casa de su amiga gordita, este chico llegó y la pilló en la cocina comiendo de todo, desde fruta hasta nata montada. Pero él en lo único que podía centrarse, era en sus curvas y en ese par de pechotes tan grandes que le cuelgan. Ella decidió aprovechar el calentón de su amigo y al final, terminó sin ropa sobre la encimera, disfrutando de su rabo en un polvazo de lo más caliente juntos.