Aprovechó su viaje de placer para follarse a una dulce tailandesa

0 visitas
0%

Siempre le habían hablado maravillas de las chicas asiáticas, así que en su viaje de placer se pasó por varios pubs y restaurantes para ver si conocía a alguna chica interesante. Dio con un dulce tailandesa que parecía dispuesta a hacerle pasar una gran noche. La chica acabó en su habitación de hotel y tras vestirse de sexy sirvienta, le dejó hacerle de todo y juntos pasaron una noche de sexo salvaje, que terminó con la oriental saboreando su lefa.