Deja el Fortnite para disfrutar de las mamadas de su chica

0 visitas
0%

El vicio que tiene este chico al Fortnite no es normal y de hecho, su novia está un poco harta, ya que parece mostrarle más atención al juego que a ella misma. Por eso, decide usar sus armas de mujer para alejarle de la consola y tras aparecer desnudas, le ofrece unas mamadas bestiales que él no puede rechazar. El chico suelta el mando y deja que la morena se ponga manos a la obra, sacándole brillo a su rabo como si de una profesional se tratase.