Dejan de jugar a las cartas para follar en un trío casero

0 visitas
0%

Al fin estaban de vacaciones y tenían tiempo para salir y divertirse. Una tarde la pasaron en casa jugando a las cartas con uno de sus amigos, pero después de un rato empezaron a aburrirse y quisieron hacer algo más divertido. Las dos chicas comenzaron a mostrarse muy cariñosas con el chaval, hasta que de las caricias pasaron a meterle mano de un modo descarado y convirtieron esa visita que le hicieron en un trío casero donde ambas golfillas tuvieron su oportunidad de probar esa polla tan dura.