La gimnasta demuestra a su entrenador lo flexible que es

0 views
0%

Mientras ayudaba a esta gimnasta a estirar, este chico se quedaba de piedra al ver su flexibilidad. De repente por su cabeza empezaron a surgir pensamientos muy morbosos y al final, no pudo evitar meterle mano a esa golfa. Ella vio lo cachondo que estaba y le siguió el juego, hasta hacer todo tipo de posturas para disfrutar de su rabo de mil maneras distintas.