El guardia de seguridad castiga a la negrita con un polvo

0 views
0%

Parece que el guardia de seguridad de esta tienda ha pillado a la joven negrita robando algún artículo. La chica acabó en la trastienda y vio como el tipo la amenazaba con llevarla al calabozo. Ella no quería ni por asomo ser detenida e hizo lo posible para evitarlo, hasta el punto de quitarse la ropa y dejarse follar duro por el blanquito, que no paró de perforar su coño de ébano sobre la mesa.