Pone sus nalgotas en la cara de su ligue antes de pedirle sexo

0 views
0%

Aunque son muchas las virtudes de esta rubia, de lo que más presume siempre es de sus nalgotas. La chica tiene un pandero descomunal y en cuanto lo luce ante su ligue, nota como el chaval se empalma casi al instante. Antes de lanzarse a montar su rabo, se sube encima y se lo pone en la cara, meneándolo mientras el chico se come su coño e intenta no ahogarse. Todo ello para al fin, gozar a cuatro patas mientras la embiste sobre el sofá.