Pongo el piloto automático y follamos duro en mi coche

0 visitas
0%

Una de las características de mi nuevo coche eléctrico, es que tiene piloto automático y en las rectas puedo dejar el volante de lado. Pero mi novia quiso darle un uso mucho mejor y de camino a casa, la muy zorra me pidió sexo en el asiento delantero. Me chupó la polla y se subió encima, hasta echar juntos una follada brutal, que terminó con los dos parando en una cuneta y continuando con la sesión de sexo.