Prefirió la polla dura de un jovencito a tomarse unas tostadas

0 views
0%

Sin duda esta madura está viviendo una segunda juventud gracias a este jovencito, que la tiene más que contenta y satisfecha. La señora se levantó y fue a desayunar, pero en lugar de tomarse unas tostadas prefirió comerse su polla dura. Lo tuvo claro nada más verle en la cocina y como no, el chico solo pudo complacer a la milf con un polvazo casero que acabó en la cama. La parejita lo dio todo y ella incluso se atrevió a probar el sexo anal, hasta acabar con su ojete abierto y con ella más que satisfecha.