Sufrí con la follada anal pero tuve que hacerlo si quería triunfar

0 views
0%

Cuando me apunté a mi primer casting porno, tuve claro que tenía que hacer lo que fuese necesario para causar una buena impresión. Quería triunfar en el porno, así que llegué con una sonrisa y dispuesta a todo. Tal era mi predisposición que tras quitarme la ropa y apoyarme sobre el escritorio, dejé que me metiesen una follada anal muy bestia. Por momentos fue algo dolorosa, pero aguanté como una campeona hasta notar como el tipo se corría dentro de mi ojete para terminar.