Sufrió arcadas pero demostró lo bien que la chupa

0 visitas
0%

Tras aparecer delante de su follamigo en lencería y con una sonrisa en la cara, pronto esta morena cambiaría el gesto al ver el pedazo de pollón que le esperaba. Y es que ella quería demostrarle lo bien que se le da el sexo oral, pero ese enorme rabo apenas le cabía en la boca y le costó un poco chupársela. Experimentó brutales arcadas, pero al final hizo su trabajo y le dejó claro que tiene una garganta capaz de tragarse lo que le echen.