Una cámara oculta les graba en cuanto surge el calentón en el salón

0 views
0%

Para este casting, quisieron probar algo diferente y utilizaron una cámara oculta para grabarlo todo. Juntaron a una morena tatuada y a un chico bien dotado, poniéndoles una televisión donde se proyectaba una peli porno. Los dos empezaron a verla, hasta que se calentaron más de la cuenta y empezaron a meterse mano. Una cosa llevó a la otra y al final, improvisaron una follada muy bestia donde demostraron que son muy fogosos a la hora del sexo.